La verdadera heroína de The Walking Dead

¡¡Entrada con spoilers!!

En el principio del fin, las mujeres de The Walking Dead lavaban la ropa de todo el grupo en el río próximo a aquel campamento improvisado, hacían la comida para ellas y sus compañeros y aguardaban nerviosas la vuelta de los hombres cuando salían a buscar víveres. Carol estaba entre esas mujeres, pero su carga era doble: no solo tenía que temer las embestidas de los zombies sino también las de su propio marido. Entonces ya se empezaba a intuir que los vivos son a veces más temibles que los muertos.

Captura de pantalla 2015-10-20 a las 18.10.24En el principio del fin, los hombres y las mujeres asumían los roles de género que habían absorbido durante años en la sociedad civilizada que habían habitado, una sociedad en la cual, sí, hay maridos que golpean a sus parejas. Carol adoptaba con sumisión su papel de esposa y madre como si esas fueran las dos únicas cosas que podía ser. Pero la sociedad tal y como la había conocido se terminó y se llevó consigo a su cónyuge y a su hija. Carol ya no sería nunca más una esposa y una madre, y abandonando esos roles, se convertiría en una superviviente y una heroína.

Han pasado muchos episodios desde aquel comienzo del fin y hemos asistido con gusto a la evolución deCaptura de pantalla 2015-10-20 a las 18.10.39 todos sus personajes. Hemos visto cómo en ese mundo postapocalíptico los roles se desintegraban disolviendo la dicotomía “hombre-mujer”, pues en ese contexto de supervivencia extrema la cuestión no la decide el sexo sino la fortaleza de las personas, que ahora aparecen divididas entre “fuertes” o “débiles”.
No obstante, Alejandría se mantenía como una suerte de oasis donde la sociedad civilizada seguía dictando la rutina de unos habitantes que se mantenían dentro de sus roles. Y ahí, en esa especie de vuelta a una vida anterior, Carol decidía recuperar el papel que había asumido tiempo atrás para disfrazarse, usándolo en su beneficio y en el de su supervivencia y la de los suyos. Como un superhéroe, eligió un alter ego y asumió la identidad de una persona débil para ocultar su fortaleza a los demás. Y logró salvar a muchos —incluida a Jessie, la madre y esposa víctima de malos tratos, la versión de su antiguo yo—. Al fin y al cabo, Carol hace lo que tiene que hacer y para ello elige actuar, en muchas ocasiones, de manera contraria a la moralidad (al menos a la antigua moralidad), sin importarle los costes emocionales que eso le supone.

A estas alturas de la serie una cosa está muy clara: independientemente de la simpatía y la preferencia que podamos sentir hacia uno u otro protagonista, Carol es, sin asomo de duda, el personaje más fascinante del show. Yo lo sé. Tú lo sabes. Y el episodio de ayer fue una confirmación más de este hecho incontestable. Carol es LA AMA. Y Melissa McBride también.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s