Despedirse de Mad Men

Esta entrada NO contiene spoilers de la serie ni de su final

Mad Men me ha cambiado. Es así. Y empiezo la entrada con esta frase a modo de advertencia porque el que sigue es un post muy personal. Con esto no quiero decir, obviamente, que la importancia que le concedo a la serie de la AMC esté basada únicamente en mis emociones sino que lo que quiero resaltar es que la relevancia de Mad Men transciende todo lo que ha supuesto para el medio televisivo, la cultura y el arte en general. Además de esos hechos innegables está este otro: yo soy una persona diferente después de haber visto Mad Men. Y me consta que no soy la única.

Poulain de la Barre afirmó que “todo cuanto han escrito los hombres sobre las mujeres es sospechoso,MadM1 pues ellos son a un tiempo juez y parte”. Pues bien, Matthew Weiner lo ha hecho, lo ha hecho muy bien y, por mi parte, está libre de toda sospecha. Sus intenciones están muy claras para mí. Y es que Mad Men es esa serie que convirtió en protagonistas a sus personajes secundarios. O la que nos llevó a equívoco haciéndonos creer que esos personajes secundarios no eran protagonistas: las mujeres. Y el lugar que ocupan en el show no es, lógicamente, casual. Weiner las colocó a ellas en un aparente segundo plano porque ese es, ni más ni menos, el lugar que a nosotras se nos presupone en la vida real. El segundo sexo. Pero lo que Weiner nos descubrió es que su peso en la ficción es infinito e indiscutible y durante siete temporadas (ocho entregas, en realidad) ellas nos contaron más que nadie.

La construcción de la identidad, ese tema tan complejo sobre el que versa Mad Men, es, si cabe, más complicado en lo que atañe a lo femenino. Al fin y al cabo, la fachada que las mujeres deben ofrecer de sí mismas asfixia su libertad y ahoga sus deseos en una medida mucho mayor que en el caso de los hombres de Madison Avenue. Ellas se ven forzadas a dejar atrás lo que quieren en aras de lo que se supone que deben de querer.

Hay un momento revelador cuando ves Mad Men que se produce en el instante en el que tomas conciencia de que las situaciones que su vestuario, su decorado y, en definitiva, su contexto histórico y social te dicen que te son ajenas no lo son en absoluto. Y entonces te das cuenta de que los comportamientos que te hacen indignarte y entornar los ojos no son algo propio de otra época sino de la tuya misma. Te das cuenta de que Mad Men conecta absolutamente con el presente, tu presente, y te habla de él y te habla de ti. Y si eres una mujer estás de suerte, porque entonces la serie te apela directamente.

Las aportaciones de la magnífica obra de Weiner han sido muchas y se han dado en ámbitos muy diferentes. La importancia de Mad Men ha sido y es titánica. Se sabe ahora y estoy convencida de que así lo dirá también la historia. Yo al menos, el lunes, viendo el último episodio apenas un día después de su emisión en EEUU, sentía que era parte del final de algo inmenso.

MadM2La tristeza por su despedida era inevitable. Después de todo, han sido ocho años acompañados de sus metáforas y sus personajes, ocho años conociendo a esos hombres y mujeres que nos han contado tanto de ellos y tantísimo de nosotros mismos. Yo hoy puedo decir que me conozco más gracias a Peggy, Joan, Betty, Megan y Sally. Puedo decir que me han enseñado mucho y que les estoy muy agradecida.
Por suerte, el show de Weiner no sólo admite sino que exige muchas lecturas y revisiones y seguirá contándonos cosas años y años después de su final. Revisitar la serie se hace necesario y obligatorio. No voy a decir que no habrá nada mejor después de Mad Men pero lo que sí sé es que no habrá nada igual. Ni remotamente. GRACIAS, Matthew, lo has bordado.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s